25 de Noviembre

  • -

25 de Noviembre

Últimamente cada vez pienso más en vosotras, a muchas ni siquiera os conocía pero poco importa porque cuando descubres el feminismo te das cuenta que muchas de ellas son compañeras y hermanas. Por esto, por este sentimiento de sororidad, no os podéis imaginar lo que duele pensar que muchas de vosotras ya no estáis, ya no está vuestra voz, vuestro sueño de viajar a París o el de ser profesora, ese abrazo que le dabais a vuestra madre o ese beso a vuestra hija ya nunca lo podrá sentir, esa cara que ponéis cuando estáis felices, todo esto ha desaparecido y no puedo evitar en el cómo ha desaparecido.

Quizás alguna de vosotras conoció a su pareja en el Instituto y pensó que sería para siempre, pero cuando él se ponía celoso era normal porque así nos lo enseñaron de pequeñas, es normal que te empiece a controlar la ropa que usas, tus amigas te avisaron pero el sistema cisheteropatriarcal te ha enseñado muy bien que no eres nada si no estás con un hombre, porque tú y tu vida ahora dependen de él y de su voz. Empieza el bucle de:

Hostia – no volverá a pasar – hostia – lo siento, sabes que a veces me cuesta controlarme – primera paliza – tú provocas que me ponga así – primera vez en el hospital – dí que te has caído por las escaleras y vamos a casa – primera paliza mortal – una familia destrozada y un maltratador que sigue en la calle.

Año tras año cientos de mujeres somos asesinadas, menospreciadas y violadas por nuestras parejas, nuestros familiares y nuestros amigos. Desde el 2003 han sido asesinadas más de 900 mujeres y menores, esta situación empieza a ser insostenible y agotadora para muchas de nosotras. Exigimos unos cambios en la justicia patriarcal que no nos protege, en la cultura de violación y en la educación que estamos dando a nuestros menores.

Desde aquí, por todas las que no estáis, no os preocupéis porque hoy 25 de Noviembre vamos a gritar más que nunca por todas vosotras.

           Yo por ellas madre, ellas por mí. Resultado de imagen de mano feminista

[Texto de Lucía Fernández García]


Mil Voces Violetas en Twitter